viernes, 17 de febrero de 2012

MIS AMIGAS

  Mi amiga Pilar me descubrió un mundo que creía olvidado. El de las mujeres solas y desconocidas.
  Nos convocó a su 50 cumpleaños  -¡Dios mio que viejas somos! o mejor como pasan los años sin que nos enteremos pero hay que ver que estupendas estamos todas- a una cena a la que venía una amiga de cada etapa de su vida, una del colegio ¡que tiempos aquellos!, otra su vecina, otras de la vida universitaria- ¡que raritas eran estas del Poli!- las de su época en Alemania y las de la crianza de las niñas, guardería, parque, cole y demás sacrificios que  hacemos las mujeres con tal de que nuestros hijos sean seres de provecho y personas con todas las letras.
Aquel día iba un poco remisa- no asustada porque a mí pocas cosas me asustan, se que casi siempre respondo a los retos- por aquello de que no conocía a nadie más que a Pilar, ¿quienes venían? ¿cómo lo iba a pasar con absolutas desconocidas? ¿de qué ibamos a hablar?
  Sin problemas, reto superado. Cuando muchas mujeres se juntan tienen mucho de que hablar aunque no se conozcan previamente. Hay temas en común para hablar hasta la extenuación, sin pausa, sin trabas y con mucho ahínco.
  Aquella cena fue un éxito, nos reimos, bebimos- para que negarlo está en nuestra naturaleza- y hasta tuvimos número montado por borrachos, putas y policia local...¡todo un crack!
 Tal fue nuestro regocijo que decidimos repetir cada año.
Con sus 51 Pilar estaba tan asquerosamente estupenda como siempre-igual que las demás no lo voy a negar- pero ella tiene un algo- no se si será su altura- que la hace elevarse por encima de nosotras. La fiesta fue una sorpresa para ella- aunque me temo que se lo olía- a la que acudimos todas con auténtica pasión.
 No tengo palabras para describir las risas que nos pegamos aquella noche. 
Lo primero el champán, al que se suponía que nos invitaban y que nos costó un sueldo y, lo demás....¡concurso de cata de whisky! ¡pub nostálgico con música de los ochenta! y cinco abuelos- en realidad de nuestra edad pero mucho más perjudicados ¡hay que ver que poco se cuidan los tíos!- que pretendían ligarnos con artes bastante zafias, todo hay que decirlo.
   Pero a lo que iba. Pilar me descubrió un mundo que había olvidado. El de las mujeres solas, el de las mujeres que por no conocerse o por conocerse demasiado- de la niñez- hablan sin rubor, no temen contar cosas porque saben que no saldrán de allí- no en vano no conocen tu entorno- que se confiesan y que hablan como lo hacíamos de adolescentes, sin trabas, sin complejos y sin miedos.
  Cada una habla de lo suyo con absoluta naturalidad, sin temer el que dirán y sin unos ojos masculinos que te controlen. No voy a hacer una diatriba contra nuestros "santos" porque no viene al caso, creo que todas estamos lo suficientemente a gusto con ellos como para seguir juntos, les queremos y les respetamos, pero un poco de "libertad" no viene  mal de vez en cuando, bailar como una peonza, ligar- que quieren que les diga, se agradece que aún te miren con  más de cincuenta- hablar sin tapujos y beber gin-tonics sin que nadie te controle cuantos llevas y, como las mujeres somos infinitas para la juerga no tener hora para llegar a casa. Disfrutamos como enanas y decidimos repetir. Lo hacemos todos los años una o dos veces y estamos todas esperando que Pilar nos mande un mail de convocatoria al que acudimos con auténtico estusiasmo.
  Las amigas tienen un puntito- perdón por la concesión a la sintaxis- que te da vida. Hay amigas en cada momento de tu vida y es un error prescindir del apoyo de otra mujer. Siempre encuentras a alguna que te entiende, que sabe lo que sientes, que conoce tu vida y que sabe estar a tu lado. Hay amigas para cada momento, para cada problema, circunstancia y una en cada lugar. Los hombres- nuestros hombres- son estupendos pero no para todo. Mil veces no te entienden, mil veces creen que estás loca, tantas veces no te escuchan que necesitas eso, una mujer que siente como tu, que sabe por lo que pasas, que vive la menopausia igual que tú, que tiene dudas, que no las tiene y que te apoya. Siempre he tenido amigas- unas las mantengo, otras son recientes y muy importantes- pero me siento apoyada y querida, algunas han sido fundamentales en momentos difíciles y les estaré eternamente agradecida, las quiero y las cuido y espero no fallarles nunca. Me han ayudado en momentos difíciles, me rio con ellas, nos bebemos barriles de cerveza siempre que se tercia y son fundamentales en  mi vida.
 Gracias a todas sin excepción...y gracias Pilar por permitirme descubrir de nuevo el maravilloso mundo de las mujeres y gracias Milu por los miles de cervezas que nos hemos bebido en los últimos tiempos al sol y por lo que ello ha contribuido a nuestra relación y a mi tranquilidad y gracias a mis amigas del pádel por las risas que nos pegamos cuando comemos, a Amparo que siempre me alegra el día con sus salidas a cervecear, a Mariajo por las risas tan bordes y los comentarios que hacemos....y que decir de Cristina- que es como mi hermana- y por supuesto Begoña que siempre está conmigo.

 

23 comentarios:

  1. Joder, hasta lagrimillas, con lo dura que soy yo!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es que tu eres parte importante en mi vida y hemos vivido tanto juntas que es imposible obviarlo...así me gusta que te emociones que no viene nada mal....

      Eliminar
  2. Vamos que cabría decir lo que nos habéis dicho vosotras siempre: "La verdad no se que hacéis cuando os juntáis los amigotes hasta las tantas, que no tenéis nada en común y decís que os lo pasáis pipa"
    Pues eso... :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues eso...digo yo también, si en el fondo los hombres y las mujeres son parecemos como gotas de agua...y a todos nos gusta la juerga anónima sin que nadie te controle...aunque luego no haces nada especial, simplemente te liberas de la inquisición, jeje....

      Eliminar
  3. A mi también me cayó la lágrima leyendo esta entrada a la vuelta de nuestra cena. Y es que despues de disfrutar de esa mujer temperamental, inteligente y divertida, llego a casa y leo tu agradecimiento lleno de sensibilidad. Adoro tu sentido de la amistad.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buaaa, esto parece la sociedaad de bombos mutuos....bueno la verdad es que después de tantos años que nos conocemos y que estamos juntas, aunque distantes geográficamente durante años, la amistad sigue ahí..y aunque algunas han desaparecido de nuestra vida, seguro que si volvieran sería igual que entonces, es lo que tienen las amistades de la niñez, casi nunca desaparecen del todo....besos y gracias

      Eliminar
    2. Yo tambien me apunto a ese agradecieinto, es un placer salir cn vosotras y disfrutar de conversación divertida e inteligente. Muchas gracias a todas.
      Mariam

      Eliminar
  4. Gracias Mariam a tí también que siempre das un punto divertido e inteligente a la conversación y a las risas..y lo mejor ¡subir en tu coche!jejeje....de verdad si no fuera por tí no se como volveríamos a casa a esas horas..rectas y enhiestas...

    ResponderEliminar
  5. yo he mejorado mucho con los años y el alcohol, por eso conduzco tan bien en cualquier circustancia, una superwoman, como todas nosotras!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es lo que tenemos la generación de los sesenta hijas de madres de posguerra ¡somos supervivientes de los bocadillos de sobrada, mortadela y fuagrás APIS! nunca comimos jamón serrano y por supuesto la NOCILLA sólo cuando venía el tío de la propaganda al cole...el asquersoso pan con membrillo o plátano(pan con plátano ¿a quien se le ocurrió tamaño desaguisado)y la comida del colegio puaajjj...y después de todo eso ¿cómo no vamos a ser superwomen?...mira se me está ocurriendo una idea para un nuevo post...LAS HIJAS DE MADRES DE POSGUERRA...se admiten ideas y anécdotas

      Eliminar
  6. A mi también me ha encantado y estoy completamente de acuerdo contigo!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno anónima amiga, que creo que no eres tan anónima...¡¡¡manifiestate!!! y me alegro de que te haya gustado, besitos

      Eliminar
  7. No se cómo manifestarme, en serio he intentado no salir anónima y no puedo!! jajaja soy un poco trenca con esto de los blogs...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Buscaré en mi bola de cristal para ver quien me aparece...aunque me hago una ligera idea ¡ilumíname! como nos dicen los jueces a los abogados, anda va porfa....necesito saber quien eres y si quieres puedes firmar al final y así me entero....besos mil

      Eliminar
    2. jajajaja como ves entro en esto de "uvas a peras"... soy la "jalleguiña" pero veo que tienes un chivato que te cuenta desde donde entramos al blog!!!!!
      Así es mucho mas facil deducir...

      Eliminar
    3. pues eso, que te he visto con mi bola de cristal y se quien eres...tengo poderes...¿cuando vienes por aquí y cerveceamos un rato y nos contamos cosas....?

      Eliminar
    4. Espero que pronto, pero A Coruña es buen destino de Semana Santa!!!... bueno nos debemos un padel y unas cervecitas, y una charla larga y tendida...

      Eliminar
  8. Pero de todos modos así te dejo mostrarme tus dotes de Sherlock Holmes... a ver, a ver...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya lo se no disimules, lo he adivinado...¿a que si?

      Eliminar
    2. Of course!! tu bola en inafalible!!!!

      Eliminar