martes, 26 de marzo de 2013

LA PASCUA

Ya se anuncia.....¿la Pascua? pues no, el mal tiempo.

¿Han observado como siempre, siempre en Pascua llueve? Estoy tentada de entrar en la Facultad de Matemáticas, acabar la carrera de Exactas, especializarme en Meteorología y dedicar el resto de mi vida a estudiar el porqué del mal tiempo en vacaciones de Pascua.
A ver, si las vacaciones de Semana Santa tienen lugar el primer viernes de luna llena de primavera...¿por qué cuando ese primer viernes cae a finales de abril hace un tiempo (weather para los british) british de mierda?....¿por qué cuando cae a mitad de marzo (justo después de Fallas, con la intención de dejarnos sin puentes in eternum) también hace un tiempo de mierda? Pues porque tienen- ¿quien?- la intención de que los pobres mortales que todavía gozan de la suerte infinita de tener un trabajo no puedan disfrutar de sus merecidas vacaciones y los que estamos rascándonos la nariz en casa o en el Corte Inglés gastando lo que no tenemos, tampoco podamos disfrutar de los amigos, el solecito y el calor añorado. 
Todo partió de un tío de la Edad Media - de la más oscura- que se llamaba Dionisio el Exiguo...o el bajito coloquialmente, que por orden del Papa se puso a la ardua tarea de averiguar la fecha del nacimiento y muerte de Cristo para así crear un calendario cristiano.
El Dioni Exiguo
 Pues bien, atinó de lleno con la Pascua... estableció una serie de fechas muy complicadas- que una es de letras y pese a estudiado, por orden paterna, Matemáticas especiales en COU sigue sin saber dividir con dos cifras en el divisor- para fijar el nacimiento y luego la muerte de modo que la Pascua depende del domingo de Resurrección y de acuerdo a esta regla, el Domingo de Pascua es el primer domingo que ocurre después de la primera luna llena (o más precisamente después del décimo cuarto día de la luna) siguiente al 21 de marzo. Como resultado, el día de Pascua más temprano posible ocurrirá el 22 de marzo, y el más tardío, el 25 de abril (por si tienen verdadera ansia erudita no tienen más que pinchar y aguantar el tratado...Controversia Pascual)
Observen el lapso de tiempo....la más cercana en plenas Fallas la más lejana casi el 1º de mayo....¿alguien se puede creer que haga el mismo tiempo- weather- en fallas que en mayo con la cursi primavera atacando a los asmáticos en todo su esplendor....pues si!! les garantizo que como ese año la Pascua caiga el mismísimo 25 de abril ¡¡¡lloverá, nevará o hará un viento de suicidio!!! además de un frío espantoso que nos obligará a sacar la mantas de la Benetextil y cubrirnos con ellas pese a que son "el papel mojado de las mantas" (algún día les contaré el porqué a los que no conocen la historia). 
 
Caseta del Senyoret

No podremos hacer la super paella en la Caseta del Senyoret porque el viento huracanado - juro por arturo que un año un mini-tornado arrancó un pino de cuajo- nos impedirá sostener los cutres platos de plástico que hemos adoptado después de la rebelión de las ilustres -que lo somos- fregonas, los vasos volarán por la campiña y a mi se me llenarán de tierra las lentillas con la consiguiente llorera y corrida de rimmel. 

L'Herberet
El frío nos impedirá disfrutar de la mutua compañía- aunque no nos impedirá acabar con los treinta y cinco litros de cerveza y diez de vino habituales- y para combatirlo nos veremos obligados a terminar con la garrafa de Herbero que nos llevamos siempre por si las moscas nieva.
Y ya veremos si podemos ayudar al pobre Chente a cocinar, porque con tanto frío no habrá otro remedio que sentarse junto al fuego metidos en los abrigos y aguantando l'helor....
Peladitos de frío un año más
 
 Pese a todo, con más capas que una cebolla cubriendo nuestros orondos cuerpos, disfrutaremos de la estupenda paella- o no tanto- aproximadamente a las cuatro y media de la tarde.




Por la experiencia pasada he llegado a la conclusión que infernal tiempo- weather-  de Pascua está muy calculado por las mentes pensantes que nos dominan y manejan ¿?....Ya desde la más tierna infancia vengo sufriendo los avatares del desastre climatológico que nos espera.
Llegabas al Perelló más feliz que una perdiz con la sana intención de ponerte como un Conguito en interminables horas de playa y acababas jugando todas las puñeteras mañanas y tardes al horrible Monopoly o al aburrido parchís sin ver el sol en siete días y ¡oh casualidad! el día que te ibas a Valencia a sufrir a las monjas, amanecía con un sol de justicia...ya me dirán que no está todo calculado y decidido. La cuestión es fastidiarte las vacaciones y obligarte a una suerte de convivencia intensiva con los amigos -desayuno, comida, merienda y cena- que lleva todas las trazas de acabar como el Gran Hermano 20, o sea, como el Rosario de la Aurora con tanta convivencia forzada entre cuatro paredes.
Pero como el cariño y la educación de las monjas y los curas hacen mucho, nunca llega la sangre al río y todos felices como perdices disfrutamos de las merecidas vacaciones (yo, francamente no se de qué vaciono, pero en fin) bebemos cerveza, comemos montaditos y nos echamos unas risas- muchas- que siempre animan el espíritu- tan jodido últimamente- y por supuesto unas interminables partidas de Continental en las que te tienen que sujetar para no matar a la pelma de Marta....un mus- algo más intelectual- y un pádel light bajo los copos de nieve o la lluvia calabobos de lo más estimulante.
 Y así acaba la Pascua. Luego llega San Vicente para los locales ¡con un sol de justicia! y cuatro gatos en la Caseta comiendo migas- uf, que coñazo hacerlas-  y sin la compañía de los pobres capitalinos que a esas horas estarán currando.

PD: si alguien tiene una teoría de porqué en las Pascuas hace siempre un tiempo asqueroso que la exponga que me dedicaré a estudiarla con fruición.
¡Que disfruten! y no se olviden del abrigo y el paraguas.


13 comentarios:

  1. Enhorabuena! tienes una gracia especial para describir una situación que a mi personalmente se me había planteado pero que, por pereza o por no tener facilidad de palabra, en más de una ocasión también se me había planteado y concretamente el porque del cambio tan constante de las fechas en que caen las Pascuas. Así que me lo has aclarado de una vez.Sigue asi que te sigo. Carmela

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡He tenido razón!...un viento huracanado nos ha acompañado estos días..seguido por una lluvia impenitente además de algún momento de frío....en fin, voy a observar con tranquilidad como transcurren los próximos mil años para poder confirmar mi teoría....bss

      Eliminar
  2. Ahhhh :))))!!! Que bueno!!

    Ese es nuestro tiempo, de verdad, incluido el aire huracanado y el machaque de la paella o de la primera barbacoa del año, esa que esperábamos como agüita de Mayo -mentira es un decir- y de la que nos podemos ir olvidando tras esa noche perfecta de luna llena que auguraba todo lo contratio.

    Paciencia, aunque igual somos nosotras las gafes con lo que propongo que, por estas fechas, nos hagamos un viajecillo al norte mientras por aquí disfrutan de unas merecidas vacacines de Pascua -con sol. No es muy matemático pero puede resultar ;)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Así ha sido y así será por los tiempos de los tiempos...amén...la Pascua tiene eso, es su gracia, su salsa y su incertidumbre...¿qué sería de nosotros si hicera un tiempo fantástico? pues que no tendríamos de que hablar en los meses previos a ella y los posteriores...bss

      Eliminar
  3. Quizá por que tengo mas años que tu y por cierto mañana cumplo años, muchos, yo soy paisano tuyo de Valencia y en fiestas soy un apasionado de Javea, en verano y con las Pascuas incluidas y si te puedo decir que yo si recuerdo muchisimas Semanas Santas de buen tiempo e incluso me he podido bucear en las maravillosas calas de esta maravillosa tierra.
    De todas maneras la Semana Santa es una buena escusa para reunirse la familia, hacer el Viernes Santo una buena FIDEUA, como son las mias y desplazarte a ver alguna Procesión.
    Un saludo amiga, hoy te he descubierto gracias a Candela, con la que me une una buena amistad y espero que sigamos en sintonia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias por haberme descubierto y tener la amabilidad de la que carecen mis amigos, para dejarme un comentario.
      No puedo estar de acuerdo contigo. Llevo años de paciente observación y constato mi tesis. Recuerdo varios años en Jávea pelada de frío, como un pollo, acordándome de la madre que parió al tío del tiempo, cagada por la carretera, llegando a Jávea, porque no se veía ni el capó del coche, refugiándonos mi hermana y yo debajo de un puente de la autopista...los coches parados con la que estaba cayendo y en fin, presintiendo unas amargas vacaciones pascueras de parchís y monopoly....Eso sí, el finde siguiente, el de San Vicente, un tiempo esplendido.
      Los acontecimientos de este año me han dado la razón...pero aún así ¡vivan las vacaciones!...bss

      Eliminar
  4. Hola Kenka eres una autentica novelista. Tres besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Que alegría verte por aquí! creí que no ibas a entrar nunca....muchos besitos y mil gracias por el piropo...

      Eliminar
  5. Un consejo... pon una letra mas clara

    ResponderEliminar
  6. la foto es de este año?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jopé Matildín ya podrías decir algo más ahora que te has decidido a entrar en mi humilde blog....no es del año pasado que hizo, siguiendo la tradición, un frío espantoso.....este año tampoco estuvo mal con un viento levantaba ...pasiones...jeje

      Eliminar
  7. Ese herbero en http://www.oriz.es/productos_detalle.php?idsite=2&idioma=50&pdt_id=2261&desc=herbero-con-hierbas-aromaticas-de-mariola-3-litros

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jaja....te he hecho publicidad gratis....lo probaré!!!

      Eliminar